Por qué River vende tan mal a sus jugadores?

in #spanish10 months ago

El título del post es en si mismo una provocación. Vender cuando se habla de un jugador de fútbol, de una persona, es algo desagradable. Vender se vendían los esclavos.

En realidad deberíamos hablar de "transferir los derechos económicos" o de "vender su ficha".

Pero el sentido que quiero darle a la pregunta se entiende perfectamente.

Hecha esta pequeña salvedad entremos en el desarrollo de la cuestión.

19.-Por qué River vende tan mal a sus campeones.jpg

Poco dinero le ha quedado a River por la venta de algunos de sus campeones partícipes directos en la histórica victoria frente a Boca en Madrid.

Un club con historia.

River Plate es, por su historia, por los títulos nacionales e internacionales obtenidos, per el valor marquetinero de sus productos y por su posicionamiento en cualquier ranking, uno de los clubes más importantes de Latinoamérica y del mundo.

El valor de su plantilla debería ser tal que con la venta de un jugador (disculpen si sigo usando este término para semplificar) por año no solo debería cubrir los gatos corrientes (de funcionamiento, de mantenimiento, sueldos, etc.) sino que además debería mantener o disminuir el mismo pasivo a través de los años.

Algo que no ha ocurrido y de lo cual me he referido bastante detalladamente en este artículo publicado hace poco tiempo en esta misma plataforma.

No es tampoco el objetivo de este artículo criticar ni elogiar la actual gestión dirigencial. Los directivos van y vienen.

Algunos dejan los clubes en alta mar, otros los hacen directamente hundirse y otros, los menos, con mucho esfuerzo y fuerza de voluntad (de los asociados) logran hacerlo llegar a la orilla.

El tema de hoy es otro: por qué River vende tan pero tan mal sus jugadores?

Jugadores de relieve internacional con un valor de mercado muy superior se niegan en proximidad de la renovación de su contrato a aumentar la cláusula de rescisión y son transferidos a un valor muy bajo.

La figura del director deportivo.

19.-Francescoli.jpg

Enzo Francescoli, uno de los máximos ídolos millonarios hoy se desempeña como manager de la institución.

River tiene en el cargo de director deportivo a un verdadero ídolo del club, el uruguayo Enzo Francescoli.

El Príncipe , como lo llamaban en aquel entonces, dio la vuelta olímpica en la temporada 1985/86 en su primera etapa como jugador del "Millonario" y fue goleador con 25 tantos.

En aquel 1986 no pudo terminar la Copa Libertadores, ya que fue vendido a Francia. Ocho años después volvió a River a darse una revancha. Logró el Torneo Apertura de manera invicta y en 1996, siendo el extranjero que más goles anotó, se consagró campeón de América.

Un año después decidió retirarse del fútbol profesional con un inolvidable partido despedida frente a Peñarol. En 2014 vuelve a vincularse a River como secretario técnico del club y fue el encargado de traer a Marcelo Gallardo. A partir de allí comienza una de las épocas de mayor éxito de la institución.

Francescoli en su nuevo rol de manager ha logrado una tal sintonía con Marcelo Gallardo que pocas compras resultan negativas para el club ya sea a nivel futbolistico o económico.

Algunos se adaptan ese seguida, a otros les llega más tiempo, algunos lógicamente no logran inserirse, y a algunos tambén -a rigor de verdad- no se les da la misma oportunidad de otros y deben emigrar.

Todo está dentro de la lógica normal de un club. Pero es difícil que un jugador pedido con insistencia, respaldado y apoyado por Gallardo fracase en River.

Ahora bien: como es posible que un jugador por el que se pagó una considerable cantidad de dinero (en ese momento) para el mercado argentino (40.000.000 de pesos que en ese momento representaban 4 millones y medio de dólares), muy resistido por la hinchada de River al inicio, apoyado, sostenido y aconsejado por Gallardo durante tres años, haya terminado finalmente por ser ovacionado por cualquier simpatizante millonario pero al final no haya aceptado aumentar el valor de su cláusula de rescisión y haya sido transferido por 10 millones y medio de dólares a la liga de EE. UU?

Obviamente estamos hablando del Pity Martínez, uno de los artífices del triunfo en el Santiago Bernabeu en Madrid, autor del tercer gol en una corrida solitaria y la obtención de la Copa Libertadores.

Y podríamos contar la historia de Lucas Alario y la incapacidad del club para comprar el restante 30% de su ficha.

También él se fue de River dejando en las arcas millonarias poco más de 10 millones de dólares.

El últimos de estos malos ejemplos es el de Ezequiel Palacios: el guión no cambia, es siempre el mismo. Negativa de aumentar el valor de la cláusula de rescisión del contrato y transferencia al mínimo. En este caso poco más de 13 millones.

Los tres jugadores le dejaron a River poco más de 30 millones de dólares. Que es lo que valdría uno solo.

Realidad, fantasía o intereses ocultos.

Hay un viejo refrán que dice: "pensar mal no cuesta nada", haciendo un poco de crítica en la constante desconfianza que nutre el ser humano.

No es que un jugador de River debe valer más o menos que un jugador de otro club y de cualquier otro país.

Simplemente debe valer lo que, en circunstancias iguales o similares, es pagado por otro jugador de su mismo país de acuerdo a su jerarquía, a su técnica, a los goles que convierte, a su utilidad dentro del campo de juego, etc.

Y al interés que logre despertar en los mercados internacionales.

Esos factores, aunados, determinan su cotización.

Veamos algunos ejemplos:

Rácing transfirió a Lautaro Martínez al Inter de Italia por 33 millones de dólares, una gran promesa transformada en realidad ya sea a nivel de seleccionado nacional que de club europeo. Hoy. Pero que, al momento de la transferencia, había ganado muy poco con la Academia. Por lo tanto en ese momento lo suyo era proyección de futuro. Riesgo. No realidad. Y Rácing lo hizo valer.

Por ese motivo en la tesorería del club entraron 19 millones de euros limpios, poco más de 20 millones de dólares.

Exactamente el doble de lo que recibió River por las transferencias de Alario y Martínez.

Magallán, no un desconocido, pero tampoco una estrella del fútbol argentino, fue vendido por Boca al Ajax de Holanda en poco más de 10 millones de dólares. Muy poco le quedó a Gimnasia. La mayor parte la embolsó el equipo de la Ribera. Hacemos una comparación con las ventas de Ríver? Puede resultar antipático.

Los últimos seis meses de De La Cruz han sido brillantes. Sin embargo River continúa teniendo solo el 30 del pase en su poder. Aunque la transferencia se hiciera en un valor de 30 millones a River le quedarían solo 9 millones después de haber esperado la evolución del jugador durante tres años.

Una cosa es comprar un porcentaje del pase porque en ese momento no había dinero. Otra es no acordar contractualmente una escalonada absorción del resto del pase a lo largo del tiempo cuando las finanzas del club lo permitan.

Incapacidad? Inoperancia? Intereses ocultos?

19.-Transfermarket-River.png

River es el equipo latinoamericano que tiene el plantel mejor cotizado a nivel mundial

Es obvio que el interés de cada jugador es irse a jugar donde paguen en euros o dólares para ganar 5 o 10 veces más. Es el club que debe defender sus propios intereses.

No se puede esperar que falten seis meses para la renovación del contrato y comenzar a discutir los valores de la cláusula de rescisión. Es la única herramienta que el club tiene en mano.

Imaginemos: si aún con estos valores River es el equipo más cotizado de Latinoamérica a nivel mundial lo que sería si sus jugadores fueron transferidos a su valor de mercado real.

Algunos jugadores son verdaderas Cenicientas y se sienten como tales. Lástima que Príncipes Azules haya cada vez menos.

separadores-con-logo-hr.png

Fuentes:

DeporShow
TN
Transfermarket

banners-animados-4.gif

PD: los banners animados y separadores de párrafos han sido descargados por gentil concesión de sus autores: @carlos-cabeza y @torrewill

9.- Feliz_Ano_Nuevo_2020.png

Feliz 2020 a toda la comunidad de Steemit.